(R2) Enigma resuelto

Cap3LevadJan

Manu siempre fue un muchacho muy tímido, que ocultaba sus emociones y sentimientos, a la mayoría de las personas. Era lo que dicen en las películas de la mafia “Amigo de sus amigos.” Ocultaba su forma de pensar y de actuar a casi todos, menos a sus amigos más íntimos. Con ellos los escuchaba, charlaba, reía, se preocupaba con ellos, les daba buenos consejos y se guardaban secretos.

En el fondo Josu, siempre sabía cómo Manu aconsejaba a sus amigos y los asuntos que escondían, aunque como Josu no le dio la suficiente importancia, pasaba de darse por enterado.

Y el que alguien conociera su vida,  le intrigaba bastante y lo que más le preocupaba es que esa persona hablaba como un amigo sin apenas conocerlo o al menos eso creía Manu, y se enteraba de toda su vida sin contarle nada.

Cuando Manú consiguió parar el taxi, Josu le dijo:

                *Yo te conozco, tú no sabes ni quién soy, porque han pasado

Muchos años desde que terminaste la universidad y ni te imaginas quien puedo ser, ni que hago yo aquí, ni por qué sé que te va bien en esta multinacional.

Manu: ¿Eres algún compañero de los que tuve en la universidad, que yo no me acuerde?

Josu: Podría ser, pero no te lo diré hasta más adelante.

Manu: Te invito a mi boda, pero por favor, dime quien eres y que estás haciendo aquí.

Josu: La boda está muy cerca, no sé si podré ir.

Manu: Venga serás mi padrino.

Josu: Yo creía que los padrinos de la boda eran los padres de los novios, no yo.

Manu: No veras, yo es que un poco antes de casarme voy a hacer la confirmación…

Josu: Y no te has decidido todavía por nadie.

Manu: Pues no Josu, no sé quien podría ser.

Josu: Verás yo no puedo ser, aunque me gustaría mucho y tu no querrías que yo fuera.

Manu: ¿Por qué no?

Josu: Porque yo he sido tu profesor ese tan estirado que decíais.

Manu: Si, venga ya, ¿es una broma, no?

Josu: No, soy yo tu profesor Josué José.

Manu: ¿Y cómo no te reconozco?

Josu: Porqué ha pasado ocho años y no soy el estirado que me hacía pasar.

Manu: Me estas asustando. ¡Uf perdón!, me está asustando.

Josu: ¡Jajajá!, ¿Se puede saber por qué demonios te estoy asustando?

Manu: Porque no sé por qué ha cambiado Don Josué José, ni por qué se ha puesto ese diminutivo, que no lo conoce nadie.

Josu: Si me conoce mi familia y la gente que me ha conocido desde pequeño, me llamaban así.

Josu: Yo no he cambiado mi forma de ser, lo único que no quería era que se me subieran los muchachos a la chepa.

Manu: Ah bueno, pues nos acojonó a casi todos, menos a mi novia, ella sabía que en el fondo era usted un buen hombre. Lo que me extraña es que ella tampoco le reconociera.

Josu: Normal, me he hecho más viejo y he engordado 12 kilos.

Manu: Una última pregunta, ¿cómo sabía usted que trabajo en esta empresa y cómo es que ha venido al extranjero?

Josu: Los periódicos son unos chivatos, me informan de todas las compañías en las que puedo invertir en bolsa. Y he venido aquí, porque en España se están agotando las oportunidades, se han marchado todos mis familiares, y aquí tengo un trabajo fijo, y con un buen sueldo.

Manu: Bueno Don Josué José, me da un poco de corte decirle esto. Pero, ya que se sabe toda la verdad, ¿Querría usted ser mi padrino de confirmación?

Josu: Para ti soy un amigo, Josu, y no me digas más de usted, qué yo tengo negocios con la compañía de tu jefe. Bueno y lo de ser el padrino no me importaría pero creo que deberías consultárselo.

Se el primero en comentar